Friday, April 08, 2011

Un añito

Clara ya tiene un año, bueno, a día de hoy un año, un mes y 6 días. Aún no se ha soltado a andar, aunque es cuestión de días, supongo. Claro, que es complicado con un hermanito que le quita cualquier punto de apoyo en cuanto la ve de pie y unos papás que se dividen para evitar pisoteos y peleas, en lugar de ir cogiéndola de la manita.
David ya se ha recuperado totalmente y ha vuelto a su cama. Cuando estuvo tan malito, se vino con nosotros para poder así controlar mejor la evolución de la fiebre y el estado general.
Clara, con su recién estrenado año de vida, ya se ha estrenado en porrazos. Antes de ayer se cayó por las escaleras de casa de mis padres y tiene todo el ojo morado e hinchado. La pobre, con eso de ser muy tranquila y muy buena, tiene campo libre para hacer de las suyas abriendo la puerta de las escaleras y tirándose con el taka-taka. Afortunadamente no ha sido demasiado, ya le ha bajado el hinchazón y sólo tiene el párpado muy muy morado.
Me llama la atención lo diferentes que son en gustos. A Clara le encanta el columpio. David a día de hoy, sólo quiere montarse si ve a Clara o a otro niño. A él le encanta tirarse por el tobogán, trepar, o dar volteretas. Cuanto más difícil mejor. Ella adora a todos los animalillos, a David también le llamaba la atención, pero Clara si ve el conejo o el gato en el jardín, chilla para decirte que la lleves a cogerlos.
También le encantan los cuentos, aunque debo de reconocer que a ella le he leído muchísimos menos. Pobrecita mía, que poco tiempo le dedico. Aún así, ya reconoce todos los animales que salen en sus cuentos y los sonidos que los acompañan (o las canciones, como en el caso del caracol). Las canciones las expresa moviendo su mano al ritmo de la música y algunos sonidos como el jía del caballo, también con su bracito. También hace por oler las flores de su cuento y busca la vaca, que es sonido que mejor imita para que le aplaudas.
Quiere hacerlo todo sola, en esto se parecen mucho, pero David creo que empezó un poco más tarde. Es muy complicado darle de comer, ya que ella quiere usar su tenedor o su cuchara y no permite demasiado que la ayudes. A veces me da la sensación de que entiende muchísimo. Ayer estaba diciéndole a David que se comiera su helado, que el mío lo iba a compartir con Clara, que como era pequeña no se lo podía comer sola. Justo termino estas palabras y Clara me quita el helado y se enfada porque lo quiere coger ella sola. ¿estas cosas son casualidades? Hay muchas más y me temo que se entera demasiado... Debo de tener más cuidado en no hacerla tan pequeña, al fin y al cabo... son muy parejos.
Clara sigue muy enganchada a la teta, aunque ya tomas serias sólo son por la mañana, medio día y por la noche. Si estoy con ella, a lo largo del día me pide muchas veces, pero como se distrae con cualquier cosa, la deja también muy rápido. Supongo que es sed y es a lo que está acostumbrada.

No comments: